Amiga
no seas
así de salvaje.
Amiga
no seas
como aquel
aguila
herrido
ya perdido
por el terciopelo del cielo.
Niña
tranquilizate
relajate,
es un hecho
tus ojos de seda
sede negro
de tu blanca
alma
hija de las albas
entraron
en echo
con
la mía.

.

 

PIERRE  CLAVILIER

.

femme2