( El alma vuelve al cuerpo
Se dirije a los ojos
Y choca.) – luz ! me invade
Todo mi ser. asombro!

Intacto aùn, enorme,
Rodea el tiempo. ruidos
Irrumpen. como saltan
Sobre los amarillos

Todavia no agudos
De un sol hecho ternura
De rayo alboreado
Para estancia diffusa,

Mientras van presentàndose
Todas las consistencias
Que al disponerse en cosas
Me limitan, me centran!

Hubo un caos? Muy lejos
De su origen, me brinda
Por entre hervor de luz
Frescura en chispas. Dia !

Una seguridad
Se extiende, cunde, manda
El esplendor aploma
La insinuada manana

Y la manana pesa,
Vibra sobre mis ojos,
Que volveran a ver
Lo extraodinario : Todo.

Todo esta concentrado
Por siglos de raiz
Dentro de este minuto
Eterno y para mi.

Y sobre los instantes
Que pasan de continuo
Voy salvando el presente,
Eternidad en vilo.

Corre la sangre, corre
Con fatal avidez.
A ciegas acumulo
Destino: quiero ser.

Ser, nada mas. Y basta
Es la absoluta dicha.
Con la esencia en silencio
Tanto se identifica!

Al azar de las suertes
Unicas de un tropel
Surgir entre los siglos,
Alzarse con el ser,

Y a las fuerza fundirse
Con la sonoridad
Mas tenaz: si, si , si
De veras real, en triumfo

Soy, mas , estoy. Respiro.
Lo profunde es el aire.
La realidad me inventa
soy su leyenda. salve!

.

NICOLAS  GUILLEN

.

Passageablanc