La palabra— ese silencio extraviado
Esa hilera de hormigas que hoja a hoja
Modela el follaje corpóreo de la voz

La palabra— ese bálsamo promisorio

Esas manos ofrecidas a la ausencia
Ese tiempo transversal al llanto

Esa costura desatada, esa confianza

Ese pan, esa sedición del alfabeto
Esa cópula del verbo, esa memoria

Ese gentío fusionado en un son

Esa pupila abierta a todo albor
La palabra— esa metralla de lirios

Ese erotismo de Dios.

.
CRISTINA  CASTELLO

.

025348_08003

Obra Odilon  Redon